¿Por qué los estudios clínicos?

Los avances necesarios en Medicina y el afán de conocimiento al servicio de la investigación clínica para los individuos y para la sociedad, requiere necesariamente estudios clínicos en y con personas vivas. Esto es un hecho indiscutible y reconocido a nivel internacional.
 
Porque sólo los estudios clínicos comprueban si están garantizadas la seguridad y la eficacia de, p. ej., los fármacos y productos medicinales para futuros pacientes que deben tratarse de modo preventivo, diagnóstico o terapéutico.
 

¿En qué consiste un estudio clínico?

Un estudio clínico (ensayo clínico) es una investigación clínica en y con sujetos de experimentación sanos o enfermos bajo condiciones sistemáticas, repetibles y comprobables que responde a cuestiones específicas relativas a la salud o enfermedad de las personas y, al hacerlo, comprende parámetros, datos e información clínica.
 
En los estudios clínicos se prueban, entre otros, los siguientes productos:
 

 
En los estudios clínicos se pueden probar también procedimientos, técnicas (de operación) o planteamientos especiales, también del campo de la Sociología o la Psicología.

¿Cuándo puede un sujeto de experimentación tomar parte en un estudio clínico?

Lo que se debe decir ante todo:

La participación de un sujeto de experimentación en un determinado estudio clínico se ve afectada por los criterios de inclusión y exclusión del protocolo de estudio concreto. Los criterios describen, además de las condiciones generales, qué sujeto de experimentación de edad, sexo y pertenencia étnica determinados, así como con un determinado estado de salud pueden incluirse en el estudio de forma general y específica, y qué sujetos de experimentación con determinadas enfermedades deben quedar excluidos.
 

Deutsch English Français Español русский язык
Seite drucken
Letztes update:  20.04.2009